Como padres, muchas veces nos planteamos cuándo es el momento de acudir a las clínicas dentales en León para la ortodoncia de nuestros hijos. Y es que lo verdaderamente raro es que, de manera natural, los dientes surjan con un alineamiento perfecto.

Sobre la ortodoncia infantil, hay varias cosas que debes saber. La primera tiene que ver con los consejos de la SEDO (Sociedad Española de Ortodoncia). Según esta organización, la primera visita al dentista de los niños debería suceder cuando cumplan los siete años (al menos, claro está, si no presentan algún problema importante que merezca ser objeto de valoración por parte de los dentistas profesionales de forma previa). A los siete años, tu hijo ya tiene los primeros incisivos y molares, y las clínicas dentales en León van a poder determinar si todo está avanzando como debe, o si existen problemas o alteraciones, y así detectarlas de manera precoz (normalmente malposiciones o maloclusiones).

En cuanto al inicio del tratamiento de la ortodoncia, este se deberá iniciar en torno a los once años, cuando los dientes de leche ya se han caído y están presentes los dientes definitivos. Solo en el caso de haber problemas más complejos (mordidas cruzadas o torcidas) se actuaría de manera previa a la edad citada anteriormente.

En función de las correcciones que tu hijo necesite, se te recomendaría un tipo de ortodoncia u otro. Podemos destacar los siguientes:

- La ortodoncia fija o brackets, que es la opción más conocida y la tradicional, que sirve para la redirección del crecimiento óseo, así como para corregir malos hábitos

- La ortodoncia removible, a la que se recurre para corregir alteraciones de carácter más concreto.

Si quieres saber cuál de ellas le conviene más a tu hijo, puedes visitarnos en My Clinic, donde le efectuaremos una evaluación más profunda. Contacta con nosotros sin compromiso y te informamos.