¿Cuánto tiempo ha pasado desde que sabías que tenías que ir al dentista hasta que has llamado a una de las tantas clínicas dentales en León para pedir cita? Es normal, lo entendemos... A mucha gente le da verdadero pavor este especialista, por eso queremos darte algunos consejos para que la próxima vez que te toque ir a revisión no te suden las manos ni estés sin dormir la noche anterior. ¡Ir al dentista no es tan horrible como crees!

Primero es importante saber por qué ir a una de las clínicas dentales en León nos genera ansiedad. ¿Hay alguna mala experiencia pasada o es un miedo irracional? A partir de ahí, podremos prepararnos mentalmente. Otro paso importante es pedir hora lo antes posible en una clínica de confianza. Siempre podemos hablar con algún familiar o amigo para que nos recomiende su dentista si es que está contento con él e ir más tranquilos a la consulta.

Cuando llegue el día de la cita, debemos explicarle sin ningún tipo de pudor al especialista los sentimientos que tenemos con respecto a esa situación, así él podrá actuar de la manera que crea más oportuna. En alguna clínica incluso tienen personal especializado en tratar a los pacientes con miedo. No recomendamos llegar mucho antes a la cita, pues la espera en la sala puede hacer que nos entre el pánico y nos vayamos, así que es mejor llegar justo y, si puede ser, acompañado. Ese rato hasta que digan nuestro nombre se hará mucho más llevadero charlando con algún familiar o amigo.

Desde My Clinic esperamos que vengas a vernos para realizarte tu revisión anual o por algún contratiempo con tu boca sin ningún temor. Nuestros especialistas estarán encantados de tratarte con la mayor profesionalidad y respeto. Respira hondo, no te lo pienses dos veces y llámanos. ¡Aquí te esperamos, no te arrepentirás!